Mujeres de la Montaña de La Flor aseguran que sus hijos mueren de hambre

Publicado el Viernes, 16 de Noviembre del 2012 en Centro de Prensa, Noticias Nacionales Comunicación Tribuna de Mujeres contra los Femicidios

Mujeres de la  Montaña de La Flor aseguran que sus hijos mueren de hambre
Doris Montes, habitante de la Montaña de La Flor, ubicada al Norte del departamento de Francisco Morazán
Tegucigalpa. Pese a que está a menos de dos horas de la capital de Honduras, para sus habitantes, en mayoría tolupanes, resulta toda una odisea llegar hasta las autoridades para pedir ayuda.
 
Los Tolupanes son uno  de los pueblos indígenas que han recibido la indiferencia de los gobiernos de turno. Pese a que su territorio es una riqueza natural, lleno de vegetación y recursos, ellos no tiene un rubro que puedan desarrollar por carecer de los servicios básicos y de los insumos más elementales.
 
En la cima de la Montaña sus habitantes todavía visten con sus ropas tradicionales, los viejos balandres que representan un legado histórico y cultural. Los niños no tienen acceso a condiciones básicas de salud y educació; el centro de salud más cercano está a varias horas de distancia y el tiempo de viaje incrementa en temporada lluviosa, cuando crecen los ríos y se hace imposible salir del lugar.
 
Según el relato de Doris Montes, en la zona ya han muerto tres niños a causa de la hambruna que abate a sus habitantes. Relata que no cuentan con cultivos básicos porque no tienen insumos y ello les obliga a comer algunos tubérculos y patastes, a falta de carnes y otros elementos básicos.
Doris pudo llegar a Tegucigalpa, en compañía de un grupo de mujeres que denunciaron que en su montaña, los pequeños han muerto como efecto de la falta de alimentación.
 
"Hace dos semanas se murió un recién nacido, la mamá había comido mal cuando estuvo preñada y por eso se murió la criatura, ni siquiera se tuvo chance para llevarla a un centro de salud", comentó Doris, quien también es madre de cinco menores.
 
Dijo, además que en los últimos meses también murieron dos niños más por enfermedades que de forma inmediata les quitaron la vida, ya que por su estado de desnutrición no pudieron superarlas.
 
Actualmente Honduras es signataria de tratados internacionales para la protección de la Niñez y además de los Pueblos Indígenas que están en peligro de extinción, a razón de la falta de gestión para su supervivencia.
 

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario. Autentificación opcional debajo.

slogan-footer